The Turning: Dándole demasiadas vueltas a la tuerca

The Turning (Presencias del mal) se estrenó este fin de semana pasado. Tuvimos la oportunidad de verla, aquí les tenemos nuestra reseña.

Dirigida por Floria Sigismondi, esta película es una adaptación de «Otra vuelta de tuerca» del escritor Henry James. El guión fue escrito por Carey W. Hayes y Chad Hayes quienes han trabajado en películas como El Conjuro. Es protagonizada por Mackenzie Davis, Finn Wolfhard (It, Stranger Things), Brooklyn Prince (The Florida Project).

Al inicio, la cinta nos va adentrando en un ambiente gótico e inquietante. Mucha calma entre la neblina y la oscuridad. Formando así el entorno perfecto para una historia de fantasmas. Sin embargo, poco tiempo de que transcurre la historia, los jumpscares innecesarios comienzan su aparición. Estos son tan malos, que no generan miedo, no ayudan a la tensión y pasan casi desapercibidos. No tienen impacto. Podría ser que, al ser un guión de Hayes, tal como es en El Conjuro, aquí lo hayan querido aplicar, pero la historia no lo necesitaba, porque en sí es inquietante. Se carga mucho en esa parte y deja un poco el ambiente extraño que había creado en un principio. Estos sustos son completamente predecibles.

Vemos a Kate Mandell, llegar a la mansión donde será la institutriz de una niña, Flora. Pronto descubrirá que también estará a cargo de su odioso hermano, Miles. Aún así, Kate hace lo imposible por llevar una buena relación con ambos. Algo extraño sucede en la casa, Kate comienza a ser susceptible de ello y ve los fantasmas de Jessel y Quint.

La historia nos lleva por un camino, hay fantasmas en esa casa. Aunque en ocasiones, nos hace dudar con la actitud de Miles. Es evidente que un secreto se esconde ahí. Y así nos trae, con Kate volviéndose loca con los niños y con los fantasmas, sin irse de la casa, hasta que se decide a averiguar qué es lo que realmente está pasando.

Es aquí cuando viene el problema en The Turning. Tal como la novela, la historia deja el tema abierto: ¿Son fantasmas, es su imaginación, se ha vuelto loca? No es que necesite explicación, el propio James no nos la da. Pero hay maneras de dejar finales abiertos y es ahí cuando esta cinta falla. Nos presenta lo que serían finales alternativos para abrirnos a las dos posibilidades, lo cual no es necesario. Es darle demasiada vuelta y explicación sin darla, y sólo deja a la audiencia confundida de una mala manera. No quiere decir que toda la película sea mala. Simplemente hay unos detalles mal ejecutados y otras cosas (como los jumpscares) de los cuales podría prescindir.

Sin embargo, los invitamos a verla y a decidir qué es lo que ha sucedido en esta mansión.


The Turning (Tráiler)

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of