The Owners: Unos dueños perturbadores [Reseña]

The Owners es un thriller de horror que nos mantiene en tensión al mostrarnos a un grupo de jóvenes cuya intención es robar el dinero de una casa, cuando los dueños regresan no se imaginarán en el problema que se han metido.

Dirigida por Julius Berg, The Owners aparentemente tiene la misma premisa que Don’t Breathe. Sin embargo, la historia toma su rumbo para ofrecernos una propuesta más torcida. Todo comienza con Nathan (Ian Kenny), Gaz (Jake Curran) y Terry (Andrew Ellis), quienes planean entrar a la casa de los Huggins cuando ellos salen para robar la caja fuerte. Mary (Maisie Williams), sin saber, se enreda en los planes de su novio Nathan. Cuando los cuatro están buscando desesperadamente la gran cantidad de dinero guardado en la caja fuerte, los Huggins regresan.

A partir de ahí comienza la tensión entre los asaltantes, el doctor y su esposa, que al parecer sufre una especie de demencia. El plan de los jóvenes se viene abajo cuando uno de ellos es reconocido por el doctor Richard Huggins (Sylvester McCoy), ahí la película pasa a otra etapa con diferentes problemáticas entre los personajes. La historia siempre nos deja con la sensación de que algo peor está por suceder. Poco a poco, nos revelan el secreto que guardan los Huggins.

Mary toma las riendas y se convierte en la protagonista. Desesperadamente, intentará escapar de lo que sea que estén planeando los Huggins. Ellos parecen estar bien preparados, nos sorprenden con distintas tácticas y trampas. Por un momento, la película trata de incomodarnos con estas situaciones extrañas originadas por los dueños de la casa y puede parecer lenta por estar dando vueltas a algo que ya sabemos que está mal. La actuación de Rita Tushingham, como Ellen Huggins, es excelente y, sin duda, resulta perturbadora.

The Owners no es nada nuevo, va muy en la línea de Don’t Breathe y otras similares. Aunque resulta entretenida y con un final escalofriante.


The Owners

THE OWNERS [TRÁILER]