¡Niños, escóndanse!… El Krampus ya viene

Si el Coco (o Boogeyman) ya era demasiado para asustar las mentes de los niños, los monstruos no respetan ninguna fecha por más tierna que sea. Cuando inicia diciembre se viene a la mente las fechas navideñas, los regalos, la convivencia familiar, pero en ciertas partes de Europa las primeras dos semanas de este mes son suficiente motivo para poner a los niños a temblar bajo la cama, ¡especialmente a los que se portan mal! ¡El Krampus ya viene!

Krampus

El Krampus es una criatura mítica de la región de los Alpes que se extendió por Austria, Bavaria, Hungría y Eslovenia. Esta historia nace de las creencias de esas regiones donde se pensaba que un dios cornudo rondaba los bosques Pre-cristianos. Cuando se consolidó el Cristianismo, este monstruo pasó de ser una deidad a ser un demonio. Aparece normalmente el 5 de diciembre o en las primeras dos semanas de este mes. Se cree que acompaña a San Nicolás, o simboliza a un Anti-San Nicolás, durante la época navideña castigando a los niños que se han portado mal y dándoles advertencias sobre su comportamiento. Tanto Santa Claus como el Krampus provienen de esos cuentos antiguos y son figuras inseparables, lo bueno y lo malo.

La palabra Krampus viene del antiguo alemán, de la palabra “garra” (krampen). Es conocido con otros nombres en diversas partes del continente europeo, tales como: Knecht, Ruprecht, Klaubauf, Pelzebock, Schmutzii, entre otros. Su figura es un poco aterradora. Normalmente se aparece en forma de diablo rojo con pezuñas y cuernos de chivo, aunque también puede ser visto como un hombre viejo, barbudo y salvaje o una bestia peluda enorme. No sólo asusta a los niños con su aspecto, incluso a algunos, los mete en una canasta o los encadena y se los lleva a un lugar en el infierno.

Krampus

Existe toda una tradición alrededor de este ser diabólico. El 5 y 6 de diciembre en Austria, Suiza, Croacia, Alemania y en otras regiones europeas se acostumbra que los niños se acerquen a San Nicolás para saludarlo y para su sorpresa (o susto) encuentran al amenazante Krampus detrás de él con sus cadenas y su canasta esperando a que los niños mal portados se aproximen para reprenderlos hasta que se arrepientan.

Cuando se acerca la víspera de San Nicolás, conocida también como la Noche del Krampus (Krampusnacht), en algunas zonas, como en Austria, hombres se visten del Krampus o de hombres barbudos y salvajes, y de brujas. Realizan un ritual antiguo que se conoce como Krampus Run. Por lo general, los hombres disfrazados salen a las calles con antorchas en la mano, cadenas y sus máscaras para asustar a los niños y a los adultos que estén a su paso.

Krampus

Esta costumbre ha empezado a crecer, no sólo en Europa, sino a lo largo del mundo. A mitad del siglo XIX empezaron a publicarse postales con la figura del Krampus, quien lleva a niños en su espalda. Sin embargo, se decía que estas imágenes tenían connotaciones sexuales. No en todas se imprimía esto, había algunas muy artísticas que le daban un toque oscuro a este ser. Fue Monte Beauchamp, el editor de BLAB, quien introdujo estas postales del Krampus y las hizo famosas.

Krampus

Hoy en día existen diversos festivales alrededor del mundo (como en Austria, Bélgica, Francia, Korea, Estados Unidos y Canadá) donde se toma la figura del Krampus para representar el lado oscuro de la Navidad. Esta fiesta, en ocasiones, se sale un poco de control, pues es excusa para algunos para beber de más y salir ebrios a las calles con sus máscaras, que normalmente están hechas de madera o son prótesis; y pieles que pesan toneladas, hechas con piel de oveja negra, a asustar a la gente. La celebración más importante se da en Schladming, Austria, donde más de doscientos Krampus se reúnen para darles un susto a la gente a su paso, en especial mujeres jóvenes quienes prefieren quedarse en casa esa noche.

La pregunta persiste. ¿Te llevará el Krampus este año?


Krampus, festival de Austria

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of