Kanashibari, la parálisis del sueño

Compártelo

Kanashibari es el término que se utiliza en la cultura japonesa para la parálisis del sueño. ¿Te ha pasado? Te platicamos un poco de sus orígenes.

La parálisis del sueño es un fenómeno que le ha sucedido a mucha gente alrededor del mundo. Se da durante la fase REM (Rapid Eye Movement) del sueño, donde el cuerpo de la víctima sufre una parálisis mientras que sus ojos están abiertos y su mente está semi-despierta. El mundo real y el sueño se combinan, a veces con aterradoras consecuencias para quien lo sufre.

En Japón, se han contado miles de historias sobre el Kanashibari desde la antigüedad. Por siglos se le ha intentado dar una explicación a este fenómeno. No siempre de manera científica. En ocasiones, se le ha dado un motivo sobrenatural, una fuerza que actúa sobre el cuerpo.

Dentro de estas leyendas acerca del Kanashibari, está la posesión. Una persona puede estar poseída por diferentes entes, entre ellos:

  • Inugami: Son una especie de espíritu de posesión, populares en el Oeste de Japón. En público, lucen como un perro normal para no ser notados. Su forma real es con cabeza disecada de perro y vestiduras ceremoniales. Como otros espíritus de posesión, son seres poderosos que poseen emocionalmente a gente inestable o débil.
  • Kitsune: Se refiere a los zorros. Algunos son capaces de poseer humanos y hacer que tengan comportamientos extraños. Las personas poseídas por Kitsune (Kitsune Tsuki) desarrollan características parecidas a los zorros como colmillos y rostro afilado. Por mucho tiempo, las enfermedades mentales fueron acuñadas al Kitsune Tsuki.
  • Tanuki Tsuki: Los tanuki son los mapaches. Una posesión por un tanuki es causada por un animal sobrenatural. Las víctimas desarrollan características extrañas y se vuelven glotonas. Tienen hambre todo el tiempo y comen sin parar. Toda la alimentación va al espíritu. Otros síntomas incluyen enfermedades sin explicación, melancolía, hablar sin parar, arranques de violencia extrema, incremento anormal del líbido.

Entre todos los síntomas de una posesión está la parálisis del sueño. Si un shugenja, un tipo de sacerdote, recita los sutras Budistas, puede sacar al espíritu y así, el kanashibari desaparecerá volviendo todo a la normalidad.

El makura-gaeshi, un tipo de zashiki-warashi, es decir, una especie de niño fantasma que habita en ciertas habitaciones de una casa, también puede causar el kanashibari. Algunos hacen bromas y voltean las almohadas de los que habitan ahí. Las víctimas despiertan en medio de la noche sintiendo una presión en el pecho, cuando abren los ojos, ven al niño sentado en su pecho. Esto puede suceder de manera esporádica o cada noche, dependiendo del humor del makura-gaeshi.

La parálisis del sueño, de acuerdo al folclor japonés, no sólo es causada por espíritus, también puede ser por otros humanos, como hechiceros o sacerdotes.

El kanashibari también puede ser causado por fantasmas, como el caso de la Prefectura de Iwate. Es una leyenda popular con múltiples variantes. Todas coinciden en que a la mitad de la noche, quienes duermen ahí despiertan con temor. Entonces se dan cuenta de que no se pueden mover, incluso, estando completamente despiertos. Una fuerza invisible jala sus piernas, arrastrándolos fuera de la cama. Al luchar por su vida, la parálisis se va y ven a una mujer desapareciendo en el techo.

 


Compártelo

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of