#31DaysofHorror: Hoia-Baciu, el bosque embrujado de Rumania

Por la forma retorcida de sus árboles y su atmósfera espeluznante, el Hoia-Baciu ha sido catalogado como uno de los bosques más embrujados del mundo. Incluso, algunos lo llaman el “Triángulo de las Bermudas” de Rumania. Te compartimos su historia.

Ubicado a las afueras de Cluj-Napoca, la segunda ciudad más importante en Transilvania, se encuentra el bosque Hoia-Baciu. Su nombre mismo encierra un misterio, pues fue inspirado en un pastor que desapareció en ese mismo bosque junto con sus 200 ovejas. Fue en 1968 cuando el lugar obtuvo popularidad. Emil Barnea, un técnico militar fotografió lo que él presumía que era un OVNI. Lo curioso, es que Barnea no obtenía nada bueno al reportar su hallazgo, pues en aquel entonces, el gobierno ligaba las creencias sobre lo paranormal con la locura. Barnea perdió su trabajo y no había apoyos para desempleados.

Hoia-Baciu

Antes de él, Alexandru Sift también había fotografiado diversos discos voladores en la parte del bosque conocida como The Clearing, el lugar más despejado de la zona. El biólogo se interesó mucho por las historias que se contaban sobre este lugar. Comenzó a frecuentar el bosque en busca de magnetismo o algo que explicara las leyendas que se contaban. Tenía un gran archivo fotográfico con evidencia importante. Sift murió en 1993 y, misteriosamente, todas las fotografías que había tomado desaparecieron, nunca fueron encontradas.

A partir de ahí surgieron varias historias de sucesos paranormales en Hoia-Baciu. Algunos creen que ahí hay un portal a otra dimensión que hace que los visitantes desaparezcan. Quienes no se han cruzado con este portal sufren de sarpullidos, náuseas y presentan ansiedad. Otros creen que algo o alguien los observa mientras caminan por el bosque. Los corredores, que se atreven a ir por los senderos de dicho lugar, reportan que los dispositivos electrónicos dejan de funcionar y hasta se han encontrado ectoplasmas. Los más aventureros han podido fotografiar figuras desdibujadas y fantasmagóricas.

Una de las historias que más se cuenta sobre el Hoia-Baciu es la desaparición de una niña de cinco años, quien años más tarde, regresó sin cambios, vestida igual que el día que ya no se le vio más. Ella nunca recordó lo que le pasó. Otros cuentan experiencias sobre encuentros alienígenas.

Existe una zona llamada “The Clearing” o “The Circle” (El Círculo). Se trata de una parte del bosque libre de árboles, un círculo perfecto en el que no crecen árboles. Se han tomado muestras y realizado varios análisis de radiación sin encontrar algo significativo o una explicación a ello. Otro de los casos más populares le sucedió al equipo del programa de televisión “Destination Truth” mientras filmaban en esta área. Evan estaba sentado en El Círculo cuando, repentinamente, salió volando de un punto a otro tras la aparición de un rayo de luz. Él indicó que antes de ver el rayo, escuchó las voces de distintas mujeres detrás de él.

Hoia-Baciu

Los locales evitan el lugar por creer que está embrujado. Profesores de la Universidad Babeș-Bolyai también indican que el bosque está lleno de actividad paranormal. Para acompañar su atmósfera escalofriante con los árboles torcidos, en este bosque no se escuchan ruidos de animales como en otros, todo es silencio.