10 de Horror: Automóviles de la muerte

Compártelo

Un vehículo es la herramienta más importante en la tarea de un asesino. Múltiples investigaciones nos indican que los asesinos seriales muchas veces espían a sus víctimas, dan vueltas en el coche hasta que hallan a una vulnerable. Estos automóviles dicen mucho, y aquí les compartimos algunos utilizados por los asesinos más populares.


1968 Volkswagen Beetle

Tal vez pensemos que los asesinos necesitan grandes coches para llevar a sus víctimas, no es cierto. Ted Bundy tenía un vocho, un auto pequeño que transportaba gran horror. Muchas veces pretendía estar herido o necesitar alguna ayuda para atraer a sus víctimas y meterlas a su vehículo.

Automóviles

1963 Ford Galaxie

Nada más y nada menos que David Berkowitz «El Hijo de Sam» manejaba este vehículo. En la década de los setentas, el Hijo de Sam aterrorizó la ciudad, asesinando a 6 personas (5 hombres y 1 mujer) en Nueva York. Y amenazó con matar a otras siete. Durante sus crímenes, utilizaba su viejo Ford Galaxie.

Automóviles

1959 Ford

Un automóvil que llevaba muerte a donde fuera conducido. Este es el automóvil de la Familia Manson. Tex Watson lo condujo las noches de los asesinatos de LaBianca y Sharon Tate.

Automóviles

1949 Ford Sedan

Uno de los asesinos más macabros que inspiró historias como Psicosis y La Masacre en Texas: Ed Gein. Se necesita un automóvil para transportar cadáveres del cementerio a la casa. Gein manejaba un 1949 Ford Sedan. Al final, fue puesto en subasta y vendido a una exhibición por $760 dólares. Cuando la gente se enteró, fue retirado de la exhibición.

Automóviles

1984 Mazda pickup

El 28 de junio de 1993, unos oficiales detuvieron a un sujeto que conducía una camioneta pickup Mazda 1984. Creyendo que sería una revisión más en su rutina, no contemplaron que encontrarían el cadáver de un hombre en la parte trasera. Joel Rifkin fue arrestado confesando 16 asesinatos más, posteriormente. Fue sentenciado por 9 de ellos y condenado a 200 años de prisión.


Alvis Speed 20

Se cree que cometió entre seis y nueve asesinatos, entre 1944 y 1949. John George Haigh se convirtió en el «Acid Bath Murderer» por su manera de deshacerse de los cuerpos. Los sumergía en ácido hasta que se convirtieran en una masa. Se cree que el elegante automóvil que conducía lo había comprado al vender las pertenencias que robaba a sus víctimas.


1969 Ford Galaxie 500

Si subías a este automóvil, seguramente ya no regresarías. Con un techo negro y los interiores del mismo color, la muerte venía andando en él, en el cuerpo de Edmund Kemper. Compró este automóvil tras haber demandado a una conductora después de un accidente en motocicleta. Pronto iniciaría sus rondas de terror conduciendo este gran vehículo.


1979 Oldsmobile Delta 88

Otro automóvil que transportaba horrores y sufrimiento. Después de sus shows, Pogo El Payaso se convertía en el terror de la fiesta. John Wayne Gacy fue sentenciado en 1980 por el asesinato de 33 jóvenes y hombres cometidos en Chicago entre 1972 y 1978. También recogía a sus víctimas en el Oldsmobile.


Morris Mini Van

La pareja más odiada en los sesentas. Ian Brady y Myra Hindley eran sospechosos de los asesinatos de 5 niños. Los detalles que se dieron a conocer en el juicio revelaron a unos verdaderos monstruos. Cinco niños habían desaparecido, sólo tres habían sido encontrados en 1965 cuando la pareja fue arrestada. Se descubrió que algunos habían sido torturados y abusados antes de su muerte, y, en una ocasión, la pareja hizo un vídeo de uno de ellos rogando por su vida. Su mini van fue crucial para cometer estos terribles asesinatos.


1977 Chevrolet Corvette / 1979 Ford van

Ambos automóviles fueron utilizados por el mismo asesino. De 1996 a 1998, asesinó a 13 mujeres, todas prostitutas de Spokane, Washington. Robert Lee Yates daba vueltas en su van, recogía prostitutas y tras tener sexo, y a veces tomar drogas, las asesinaba. A una de las víctimas se le vio subirse por última vez a un Corvette blanco. La policía buscaba este vehículo de 1977, cuando Yates fue parado por la policía, confundieron «Corvette» con «Camaro» y lo dejaron ir. Cuando fue arrestado por los otros asesinatos, la policía revisó minuciosamente el Corvette, obtuvo sangre que coincidía con Jennifer Joseph.

Conoce otras listas de miedo que te puedan interesar en nuestra sección 10 de Horror.


Compártelo

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of